sábado, 19 de enero de 2008

...La Publicidad...

La publicidad es una actividad imparable creciente en la sociedad actual. Para extender esta cultura de masas siempre nueva, el publicitario requiere poseer una gran imaginación y estrategia, así como un uso de los recursos lingüísticos-discursivos sumamente eficaz para ser capaz de captar la mayor atención de su público, ya sea un público objetivo, es decir, predeterminado y elegido por aquellos que realizan la campaña publicitaria, o aún mejor si este anuncio puede llegar más allá, llegando a persuadir al destinatario sobre los beneficios del producto ofrecido, recursos que lo seducen y fascinan y que lo mueven a la acción de compra.
En algunos anuncios se llega a configurar un verdadero mundo ideal con mensajes subliminales que se constituyen en manifestaciones de escala de valores y modelos de comportamiento. Los anuncios se constituyen entonces en una de las fuentes más importantes de estereotipos que son capaces de moldear las aspiraciones del destinatario y de promover comportamientos que contribuyen a idealizar modelos consumistas de felicidad debido a su fuerte carga subjetiva.